8.5.13

Cachemires, topos y la aguja del relajo

Un rayo de sol entrando por mi balconcito me daba los buenos días. Había empezado el martes. Lo que desconocía desde mis sábanas de cachemires granates antes de poner un pie en el suelo, era que no pararía ni un sólo segundo durante todo el día.

Un croissant con Nutella y cita con mi fisioterapeuta. Sesión de acupuntura con chill-out de fondo. Todo ello acompañado por una banda sonora de mis quejidos, que creaban un nuevo estilo musical aún por patentar.

Tarde de trabajos y estrés. Y más trabajos y más estrés.

Este es el look por el que me decidí para este día aún tocado por la primavera.
Si tengo que destacar algo del mismo es la pulsera de madera con el grabado "Boracay". La adquirí hace aproximadamente un año en un viaje que hice a Filipinas con un gran amigo.















Camisa - Ralph Lauren
Shorts Vaqueros - Zara
Sandalias Romanas - Zara
Reloj - SS.com
Pañuelo - Zara
Gafas de sol - Rayban
Pulsera - Mercado en Boracay (Filipinas)


Pero el momento de perdición máxima llegaría después. Decenas de telas, estampados y tejidos se habían quedado ocupas en mi cabeza desde hacía ya unos días. Y fue ayer cuando decidí que lo que tenía en mente, debía empezar a materializarse.








Frase del día:

"Mamá, confío en ti. Estoy seguro de que me vas a hacer unos shorts preciosos"

Besos como quesos!

Feliz miércoles.